viernes, 2 de noviembre de 2012

Análisis literario de "Cóndores no entierran todos los días"


ANÁLISIS DE “CÓNDORES NO ENTIERRAN TODOS LOS DÍAS”,
DE G. ÁLVAREZ GARDEAZÁBAL

Jhon Monsalve


Sobre la novela “Cóndores no entierran todos los días”

Esta novela fue escrita en el año 1971 en Torobajo, según lo afirma el mismo autor, Gustavo Álvarez Gardeazábal, al final de la obra. El título hace alusión al grupo conservador que se consolidó en Tuluá en los años 50 del siglo pasado. Eran llamados Los pájaros, y el cabecilla era apodado “Cóndor”. La última proposición de la novela le da el nombre al libro. Como se puede intuir: si el cabecilla era León María, que fue apodado, como ya se afirmó,  el Cóndor, pues lógicamente es él quien muere y es enterrado.
La obra se desarrolla en la época de la violencia en Colombia; específicamente en Tuluá hacia el año 1953, aunque hay hechos que suceden antes y después de esta fecha. La novela parte de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán y sus consecuencias sociales y políticas en la tierra de donde es oriundo el autor. Todas las acciones giran en torno a León María, un conservador perfectamente caracterizado por Álvarez Gardeazábal: celoso con su mujer y con su partido político, con comportamientos y pensamientos radicales y con dos nombres que se contraponen entre sí, pero que lo describen: León, que es el fuerte, el devorador y rey de una selva que se pierde entre los límites de la mala política y de los conflictos sociales; María, por su parte, representa la parte frágil, la enfermedad de asma, la constante amenaza de muerte, lo vulnerable que resultaba al fin y al cabo. Desde un principio defiende el colegio de los salesianos que iba a ser derrumbado por los liberales furiosos a causa de la muerte de Gaitán. Luego, hace tratos con algunos conservadores de regiones cercanas para consolidar la defensa conservadora en Tuluá y manejó armas con un grupo criminal y de ideologías radicales, como lo afirma Sebastián Brito Cardona:
La novela  Cóndores no Entierran Todos los Días  que nos describe un  problema ideológico entre sus personajes, un riguroso conflicto social, como el  resultado de una permanente disputa bipartidista, manifestado en hechos  violentos. Hace, genera en la secuencia de la novela, una circularidad  colectiva, una permanente relación grupal entre sus personajes, que son los  actores y seres activos de una manifestación que fundamenta y caracteriza un  ideal cultural como sociedad implicada en el desarrollo  y la extensión de la  violencia, una comunidad que pensó egoístamente en sus propios intereses sin  pensar en el daño que le harían y el horror que causó a otros.
Hubo intentos de respuestas a los hechos trágicos que se iban presentando en Tuluá, como los muertos que aparecían en los ríos, o en las calles, o en las puertas de sus casas, pero con una característica en común: sin documentos, y partidarios liberales, sin ninguna duda, cosa que se comprobó mientras se iban desarrollando los hechos. Incluso intentaron envenenar a León María, pero no lo lograron. Lo que sí es cierto es que fue una mujer, Gertrudis Potes, la que se puso los pantalones para enfrentársele al Cóndor, denunciado el asesinato del locutor de la emisora que ya había sido censurado en varias ocasiones. La carta que aquella mujer mandó a El Tiempo fue firmada por nueve celebridades liberales de Tuluá, que fueron muriendo poco a poco a manos de los hombres del Cóndor. Cuando hubo, al fin, cambio de poder y León María fue exiliado de su tierra, murió como se lo habían predestinado: en la calle y tras un ataque de asma, al parecer asesinado por Simeón Torrente. Esta obra es el punto máximo y, al mismo tiempo, la desintegración de una ideología radical entendida en su tiempo y en su espacio, en aquellos crudos años de la violencia en Colombia.

Sobre la novela de la violencia

“Cóndores no entierran todos los días” es tal vez la novela cumbre de la época de la violencia en Colombia. Si bien es cierto, y lo ha afirmado el mismo Gustavo Álvarez Gardeazábal, que no se ha hecho una novela de esa época que presente una elaboración estética digna de reconocimiento, también lo es que Cóndores no entierran todos los días cumple con dicha característica, a mi modo de ver, y al modo de ver de muchos; afirmación que se comprueba cuando nos enteramos de que esta novela es la más leída en el ámbito internacional con respecto a la época de la violencia en nuestro país. En voz de Álvarez Gardeazábal, entendemos lo que se necesitaría para llevar a cabo la escritura de la novela perfecta de ese periodo, y nos damos cuenta de que estas características las tiene la novela cumbre del autor tulueño (lo siguiente es citado por Maritza Montaño González):
 No habrá una novela de la violencia que recoja todo el periodo y lo  vuelva trascendente, y en este caso sería  el final del periodo  evolutivo que mencionábamos, hasta que no se rescaten esos  valores mínimos de apreciación estética en medio de los [sic] que  todos consideran una vergüenza nacional. Hasta que no se tome una  conciencia exacta para que el fenómeno ni apasione ni aleje. Para  ello el autor debe haber SENTIDO la violencia, estudiado  detalladamente sus frutos y consecuencias y logrado de todo ello  una visión objetiva capaz de ser fabulada. Antes de llenar estos  requisitos no se producirán sino obras iguales o peores que las aquí  analizadas (Álvarez Gardeazábal  Novelística 101).
El hecho de que León María, el personaje principal de la novela, sea conservador y que las acciones giren en torno suyo, no hace que se pierda la objetividad del autor y de su intención al escribir la obra. Los hechos se presentan en contexto y hay que entenderlo como tal, y que si bien es cierto que los liberales tuvieron su cuarto de hora, también lo es que los conservadores, como todo lo que se narra en la obra, hayan sido partícipes de una de las más grandes mortandades en Tuluá. No es de catalogar (y en ningún momento se siente eso ni por la intencionalidad del texto ni por la intención del autor) de una sola postura la novela de Álvarez Gardeazábal: simplemente se narran hechos basados en eventos reales con algunos nombres reales... que corresponden a los ocurridos en Tuluá hacia el año 1950 y sus alrededores. ¿Por qué da la impresión, entonces, de que hay una configuración negativa del conservadurismo en esta tierra? La respuesta es sencilla: porque, primeramente, hay que entender que el autor selecciona, al momento de escribir, lo que se denomina Cronotopo, que no es más que el tiempo y el espacio en que suceden los hechos. Debe ser concreto: debe limitar lo que cuenta, para que la información, las ideas y los propósitos no cojan otro rumbo.
Gustavo Álvarez Gardeazábal es uno de los más y mejores críticos periodistas de nuestro país. Hace poco fue víctima del robo de sus computadores personales, que tenían información acerca de su programa radial en Caracol Radio. Se culpa del hurto al Ejército Nacional, pues coincidencialmente aquel día estaban en una especie de patrullaje en cercanías de su hogar. Se afirma que tal hecho se debe al grado de criticidad con el que habla libremente de problemas sociales y políticos en La Luciérnaga, de Caracol. Este tipo posturas podrían, por ende, conformar una especie de argumento válido y tal vez coherente de que la novela “Cóndores no entierran todos los días” sea una crítica al partido conservador y sus abusos en los años 50 en territorio tulueño. Y no nos equivocaríamos: es una crítica a eso, pero no por esto le resta objetividad al asunto. Si el autor hubiera sido subjetivo con la narración no habría mostrado heroicamente la acción de León María de atacar con una especie de explosivo a la turba que iba a acabar con el colegio salesiano. Esta obra es objetiva en todo el sentido de la palabra, pero comprendiendo con anticipación que el autor presenta un espacio y un tiempo que deben ser respetados. Para mí y para muchos será esta obra la cumbre de la literatura bien hecha de  nuestra cruel época de la violencia. 

27 comentarios:

  1. excelente apreciación, como siempre la violencia en nuestro país, con esta historia que contamos y se sigue presentando la violencia y la pelea entre partidos políticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En total acuerdo con usted, Iván. Gracias por su comentario. Saludos.

      Eliminar
    2. en total de acuerdo con usted, Iván gracias por su comentario saludos

      Eliminar
  2. Hay que recordar que esta es una novela (con significativos errores estilísticos a diferencia de lo que usted opina), y por ello la objetividad no solamente no existe sino que carece de importancia. Es grandemente valiosa como producción literaria, dada la escasez de obras para este período, pero no es, ni debe ser, la historia de la mal llamada "Violencia"; especialmente por su carácter regional (recordemos que este fenómeno fue grandemente diferenciado según las diferentes regiones).
    En definitiva, hay que llamar las cosas por lo que son, este León María es una creación literaria, que combina elementos de la realidad con elementos ficticios. La ilusión de realidad es conseguida precisamente a través de estos artificios, pero NO es un documento histórico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En total acuerdo, Jparasol19. Saludos.

      Eliminar
    2. Hay que recordar que esta es una novela (con significativos errores estilísticos a diferencia de lo que usted opina), y por ello la objetividad no solamente no existe sino que carece de importancia. Es grandemente valiosa como producción literaria, dada la escasez de obras para este período, pero no es, ni debe ser, la historia de la mal llamada "Violencia"; especialmente por su carácter regional (recordemos que este fenómeno fue grandemente diferenciado según las diferentes regiones).
      En definitiva, hay que llamar las cosas por lo que son, este León María es una creación literaria, que combina elementos de la realidad con elementos ficticios. La ilusión de realidad es conseguida precisamente a través de estos artificios, pero NO es un documento histórico.:u

      Eliminar
  3. MUCHAS GRACIAS POR TU ANÁLISIS ME FUE MUY ÚTIL PARA HACER MI RELATORIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con gusto. Me alegra que le haya sido útil. Saludos.

      Eliminar
  4. perdona la pregunta pero esta novela a que genero pertenece?

    y cuantas novelas mas escritas por el mismo autor hay?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la novela cumbre de la violencia en Colombia, y el autor ha escrito 9 novelas en total.

      Eliminar
  5. Refleja las causas, consecuencias de la violencia,,en esa época', que si sigue reproduciendo con actores diferentes, pero siempre defendiendo unos intereses particulares, es un buen punto de partida que nos llevar a tener unas concepción objetiva de los problemas sociales, económicas y políticas....

    ResponderEliminar
  6. Refleja las causas, consecuencias de la violencia,,en esa época', que si sigue reproduciendo con actores diferentes, pero siempre defendiendo unos intereses particulares, es un buen punto de partida que nos llevar a tener unas concepción objetiva de los problemas sociales, económicas y políticas....

    ResponderEliminar
  7. la historia de la violencia en nuestro país es un tema de suma importancia y este texto me ayudo mucho a comprender mas de este tema
    pero me seria de mucha ayuda que me pudiera destacar algunas características económicas,sociales,políticas,culturales,etc. sobre este periodo histórico con base al libro

    ResponderEliminar
  8. la historia de la violencia en nuestro país es un tema de suma importancia y este texto me ayudo mucho a comprender mas de este tema
    pero me seria de mucha ayuda que me pudiera destacar algunas características económicas,sociales,políticas,culturales,etc. sobre este periodo histórico con base al libro

    ResponderEliminar
  9. hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      holahola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola
      hola

      Eliminar
  10. hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola
    hola

    ResponderEliminar
  11. Si leon maria losano era una mujer porque el texto dice esto《gripuna penso que era un espanto y no el hijo de torrente que mataron en barragan en los primeros dias de violencia el que habia disparado sobre su marido》

    ResponderEliminar
  12. Si leon maria losano era una mujer porque el texto dice esto《gripuna penso que era un espanto y no el hijo de torrente que mataron en barragan en los primeros dias de violencia el que habia disparado sobre su marido》

    ResponderEliminar
  13. quien me ayuda: describa y analice el papel que cumple el director conservador

    ResponderEliminar
  14. tengo una pregunta es para un parcial de la u León María Lozano, es el líder de los pájaros en Tuluá Valle del Cauca. El personaje, en su actuar, muestra los principios que caracterizó al Partido Conservador. ¿Cuáles son algunos de esos principios?

    ResponderEliminar