martes, 18 de diciembre de 2012

La riqueza de la coma: No coma cuento


La riqueza de la coma: No coma cuento
Jhon Monsalve
Imagen tomada de:http://www.facebook.com/photo.php?fbid=459880200714025&set=a.446785638690148.90414.225874137447967&type=1&theater
 Vamos a desbaratar la información de esta imagen que está dando vueltas por las redes sociales en estos días:
         1.    La riqueza de la coma: Este es el título de la información. Entendamos por riqueza la utilidad que se le debería dar a este signo de puntuación para impedir desaciertos o ambigüedades en un texto. El título se acopla muy bien al objetivo del mensaje; lo que, tal vez, no ocurra con las explicaciones que se dan a continuación.
        2.  Una coma puede ser una pausa: Falso. Les propongo el siguiente ejercicio: lean, haciendo pausas (según los guiones que encuentren), la siguiente oración que no debe llevar comas por ningún lado: “Mi papá me llevó al cine”. Léanlo, hagan la pausa después de papá, y pongan coma para que queden mal y se burlen de ustedes aquellos que no se comen este cuento. Esta oración no lleva coma, por más que ustedes hagan pausas. ¿Y por qué no lleva?: porque es una oración determinativa (y estas jamás llevan coma), es decir, una oración conformada por Sujeto, Verbo y Complemento. 
          3.  Puede hacer desaparecer tu dinero: No solo el dinero. La coma mal usada en los números puede hacerlo perder un examen de matemáticas y puede ser la causante del robo de los impuestos que pagamos en nuestro país. Pero una cosa sí es cierta: esta coma se pone en un lugar inadecuado por equivocación a veces, y para sacar ventaja en muchas oportunidades; pero siempre será una coma conscientemente puesta.
        4.  Puede crear héroes: mi pregunta es si en la primera oración el pronombre neutro “eso” está actuando o no como demostrativo de “solo”. De ser así, esa oración y la explicación se caerían al piso, pues lo adecuado habría sido poner “Ese solo él lo resuelve”. Pero digamos que no es este el caso, y empecemos por la segunda para entender mejor: “Eso, solo él lo resuelve”. Sí, es cierto, la coma temática que aparece en el pronombre “eso” vuelve héroe al señor del ejemplo. Y hasta aquí vamos bien. El problema es el primer ejemplo. Digamos que “Eso solo” equivalga a “eso solamente” (es la única posibilidad que encuentro), pero en ese caso no iría coma porque la oración sería determinativa, es decir, conformada por  Sujeto, Verbo y Complemento: Eso solo (complemento de objeto directo) él (sujeto) lo resuelve (verbo). En breve: aquí sí se equivocaron bien feo.
           5.  Puede ser la solución: Sí, es cierto, la coma puede ser la solución de muchas cosas, menos de las que se proponen en los ejemplos.  La relación que hay entre las dos oraciones que se presentan separadas por coma en cada uno de los ejemplos es una relación yuxtapuesta; es decir, cada una de las oraciones tiene su verbo. Por lo tanto, no iría coma, sino punto y coma. Y otra vez fallaron feo.
           6.  Cambia una opinión: Este ejemplo lo pusieron para llenar espacio. Es el mismo caso del primer punto, para decir cosas diferentes y convencerlos más. Pero bueno: en este caso, podríamos decir que pusieron bien las comas, pero no celebremos tan rápido el triunfo de esta imagen tan mentirosa. En la segunda oración: “No, queremos saber”, puede ponerse, según la intención del hablante o del escritor, coma,  punto y coma o punto. Eso debería aclararse. En este caso, la coma no sería la única de la riqueza, sino todos los signos de puntuación. Hasta en esto discriminamos.
             7.  La coma puede condenar o salvar: El mismo caso de los puntos 1 y 6. Y con la misma explicación del 6.
Y ya. Eso es todo. Qué rápido pecamos por ignorantes. ¡Y tantas veces que se ha compartido esta imagen! El que la creó hará perder Gramática en el colegio a muchos. El que la creó seguramente no pensó en el mal que hacía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario