lunes, 19 de noviembre de 2012

Análisis de "Algo muy grave va a suceder en este pueblo"

Breve análisis de "Algo muy grave va a suceder en este pueblo", 
de García Márquez
Jhon Monsalve

Imagen tomada de: http://corinariosargentina.blogspot.com/2012/09/poema-de-la-nada.html

El solo título pone en suspenso la historia. El hecho de que se le agregue el adverbio de cantidad muy al adjetivo grave hace  imaginar que la situación que sucederá es de gran impacto social. El futuro próximo que se utiliza va a suceder indica que tal suceso llegará de un momento a otro y que, por lo tanto, los habitantes de aquella comunidad deberán estar preparados. El título, por sí solo, nos antecede gran parte del cuento.
El cuento está narrado con un lenguaje cotidiano. Las palabras son fáciles y la sintaxis, sencilla. Empieza con el presentimiento de una anciana y, a medida que se desarrollan los hechos, tal  augurio se pasa, de voz a voz, a todo el pueblo. La causa de todo el problema parte del presagio de la anciana. El narrador del cuento es cuasi-omnisciente porque, aunque conoce cada uno de los hechos hay apartados del relato en los que duda: “el que se ha ganado su peso regresa a su casa, donde está con su mamá o una nieta o en fin, cualquier pariente”. Por otra parte, no podemos afirmar que el narrador es testigo por el hecho de que no fue un habitante del pueblo quien presenció los sucesos.
Todos los personajes en el cuento cumplen la misma función: la de presentir que algo malo sucedería después de escuchar el mal augurio de otro personaje. Sin embargo, si es de clasificar, podríamos decir que la anciana, quien fue la que inició todo el malentendido y que termina el cuento (diciendo Yo dije que algo muy grave iba a pasar, y me dijeron que estaba loca), tiene un grado más de importancia en el relato. Por otro lado, el espacio en que se desarrollan las acciones podría ser, por las descripciones del calor y por las cualidades literarias del autor, un pueblo de la costa atlántica, donde el rumor, como sabemos, es una de las principales características. El cuento sucede en un día: desde el desayuno que servía la anciana, pasando por el calor de las 2:00 de la tarde, hasta la quema de las casas. El futuro próximo nos puso muy cerca aquello grave que iba a suceder.
Todo lo anterior podría ser más que una crítica al pueblo del que se habla: este cuento es una representación bien lograda de la superstición característica del colombiano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada