sábado, 6 de abril de 2013

El arte poética: metapoesía


EL ARTE POÉTICA: METAPOESÍA
Jhon Monsalve

Imagen tomada de internet

Entendamos, primeramente, por Metapoesía el hecho de que la poesía se explique, justifique y complemente a sí misma. Un metapoema, entonces, sería un poema que habla de poesía. Para comprender El arte poética es indispensable conocer este término, pues en ella no se presenta más que eso: la esencia de la poesía descrita en el poema. Tal vez las artes poéticas vanguardistas más reconocidas son la de Huidobro y la de Borges. En ellas el metapoema es evidente y la definición y esencia de la poesía muy precisas.
El Arte poética de Huidobro
Vicente Huidobro fue un poeta chileno perteneciente al sub-movimiento de Vanguardia “Creacionismo”. En esta corriente se prescinde de la naturaleza como tal y se inventa una propia. El hecho de que se haga alusión a lo natural no incluye la adaptación de la naturaleza en el poema, sino que es una invención propia del autor. Lo referencial pasa a un segundo plano. He aquí el poema:
Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.
Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.
Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.
Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;
Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.
El Poeta es un pequeño Dios.
En primera medida, la poesía se define como la creación de un poeta, que es considerado dios. Cada cosa, cada imagen u objeto que él observa es el principio de la creación poética. Aquí vemos que la naturaleza se elide totalmente y se crea una propia. Huidobro no solo plasmó en este poema la esencia de la creación poética, sino también el impacto de la poesía en el lector. Vemos cómo la llave de la que habla en el primer verso tiene como fin abrir mil puertas, que son, sin duda, el logro de catarsis en el lector: “Y el alma del oyente quede temblando”. Versos más abajo afirma que “el adjetivo cuando no da vida mata”, haciendo entender que la poesía tiene un extraño poder sublime entre sus ritmos y versos.
Ahora bien, veamos el arte poética de Borges y asimilemos y comprendamos:
Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.
Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño.
Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo,
ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro, tal es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.
A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.
Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios.
También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable.
La poesía en Borges aparece en conjunción con la vejez y la muerte. En todo caso, se continúa hablando de la esencia poética, de su inmortalidad, de su interminable pasar como ríos o como tiempo. Como la aurora vuelve y vuelve como el ocaso. La poesía es el espejo donde nos vemos a nosotros mismos. La poesía se presenta como fuente eterna de esperanza y de representación humana. Y ya.
Estos dos poemas nos ayudan a comprender lo que es el arte poética. No me adentré en el análisis de cada uno porque esa no era la intención de este pequeño artículo. El fin era comprender que la poesía se explica y justifica a sí misma, se entiende gracias a sí misma. Eso es metapoesía y arte poética a la vez. 

7 comentarios: